lunes, marzo 03, 2008

ignorancia

ella me dijo:
- te doy mi corazón.

me quedé mirándole las manos
en las que aquello latía de forma acompasada.

una nube de preguntas revoloteaba
aldededor de mi cabeza con las alas de paja:

- qué hago con esto?, dónde lo guardo para que no se rompa?, hay que sacarlo a pasear?, come por las noches?, hay que cantarle canciones para dormirlo?, se lava del revés?, qué hago si se me pierde?:

2 Comments:

Blogger J.Yanes jyanes@ull.es said...

Hola Samsa, esto es muy bueno. Un día vengo y te lo pido prestado. Gracias por ponerme en tus preferencias.

Juan Yanes

00:21  
Blogger makkkafu said...

Si alguien te regala un corazón lo mejor que se puede hacer es guardarlo en una cajita bien cerrada, forrada de fieltro rojo.

A la noche, cuando la ciudad duerme, cuando los vecinos duermen, cuando todo el mundo duerme menos tú, toma la cajita, acércala al oído y escucha sus latidos.

Un besote y saludos niña.

C.A. Makkkafu.

14:10  

Publicar un comentario

<< Home